Un Trabajo de Altura

En estas pasadas fiestas navideñas, nuestro Departamento de Montajes, Olmedo, ha decorado unos contenedores que estaban a 20 metros de altura y que no tenían barandilla ni protección alguna.

El trabajo se realizó de noche y para ello, 4 de nuestros montadores especializados en trabajos en altura y verticales, han trabajado protegidos individualmente con un anticaídas retráctil de 6 metros para poder moverse con seguridad dentro de los cubos.

La colocación de las piezas estuvo dirigida por una escaparatista que tenía una clara perspectiva desde abajo y que se comunicaba con nuestro responsable de montajes a través de walkie talkie.

Todas las piezas se sujetaron con fuertes imanes de neodimio, para evitar la caída de alguna de ellas desde esos 20 metros de altura. ¡La decoración quedó espectacular!

Un nuevo reto superado por nuestro equipo de montadores altamente cualificados.